lunes, 19 de enero de 2009

Annabel Lee

Si Edgar Allan Poe hubiese sido inmortal, hoy habría cumplido 200 años.

Aunque un poco lo es. Se supone que parte de ese afán creador del artista es lograr en cierto modo sobrevivir a su propia muerte. Y desde luego en ese sentido, Poe lo ha logrado.


Aquí va mi pequeño homenaje a Poe, por su cumpleaños. Además tiene también valor sentimental para mí.

Se trata de Annabel Lee. Cuando era pequeña recuerdo que me fascinaba la versión que Radio Futura hizo de este poema. Así que aquí van el videoclip (extraído de La Bola de Cristal) y el texto de Poe. Además ¡hoy hace noche de leer a Poe! tan fría, con este viento y la lluvia...

video


ANNABEL LEE


Hace ya bastantes años, en un reino más allá de la mar vivía una niña que podéis conocer con el nombre de Annabel Lee. Esa niña vivía sin ningún otro pensamiento que amarme y ser amada por mí.

Yo era un niño y ella era una niña en ese reino más allá de la mar; pero Annabel Lee y yo nos amábamos con un amor que era más que el amor; un amor tan poderoso que los serafines del cielo nos envidiaban, a ella y a mí.

Y esa fué la razón por la cual, hace ya bastante tiempo, en ese reino más allá de la mar un soplo descendió de una nube, y heló a mi bella Annabel Lee; de suerte que sus padres vinieron y se la llevaron lejos de mí para encerrarla en un sepulcro, en ese reino más allá de la mar.

Los ángeles que en el cielo no se sentían ni la mitad de lo felices que éramos nosotros, nos envidiaban nuestra alegría a ella y a mí. He ahí porque (como cada uno lo sabe en ese reino más allá de la mar) un soplo descendió desde la noche de una nube, helando a mi Annabel Lee.

Pero nuestro amor era más fuerte que el amor de aquellos que nos aventajan en edad y en saber, y ni los ángeles del cielo ni los demonios de los abismos de la mar podrán separar jamás mi alma del alma de la bella Annabel Lee.

Porque la luna jamás resplandece sin traerme recuerdos de la bella Annabel Lee; y cuando las estrellas se levantan, creo ver brillar los ojos de la bella Annabel Lee; y así paso largas noches tendido al lado de mi querida, —mi querida, mi vida y mi compañera,— que está acostada en su sepulcro más allá de la mar, en su tumba, al borde de la mar quejumbrosa.

1849

jueves, 8 de enero de 2009

¿quién es Ben?


La respuesta está en el Museo Vostell Malpartida. Me encontré con la pregunta por casualidad, pero de repente allí estaba, descubriendo a Ben.

Ben Vautier es un artista peculiar. Para él no existe la frontera entre el arte y la vida. El arte para Ben es todo y a la vez es nada, y no se cansa de demostrarlo. Entre otras cosas, porque trabaja con las palabras. En francés, en italiano, en inglés, en español o en alemán... Y además "el arte siempre es ego", dice.

Me gusta que las palabras sean arte. No sólo en cuánto a su contenido, que también, para eso son lo que son, pero además en este caso son arte físicamente: su forma, su color... Ben las utiliza para todo y en sus obras uno puede encontrar las palabras colocadas en cualquier parte, en cualquier objeto.

Es una forma divertida de arte. No es plan de meter un rollo en plan crítica, pero os contaré que la obra de este francés nacido en Nápoles, está ligada al movimiento Fluxus y como dijo su organizador (Georges Maciunas): "Fluxus-arte-diversión debe ser simple, entretenido y sin pretensiones, tratar temas triviales, sin necesidad de dominar técnicas especiales ni realizar innumerables ensayos y sin aspirar a tener ningún tipo de valor comercial o institucional". Si por un casual queréis saber más sobre Fluxus vosotros solitos sabéis como acceder a Wikipedia (en el mejor de los casos tenéis a mano otras fuentes más fidedignas).

Una de las obras expuestas en el MVM está formada básicamente por una cama y un cartel en su cabecera con la característica tipografía de Ben, en el que explica en español que el arte es diversión y que podemos echarnos en esa cama y si después de nueve meses tenemos un niño, será un bebé fluxus, dice entre otras cosas.




Ese es Ben. Si os apetece ver de cerca su obra, la exposición "who is ben?/ ¿quién es ben?" estará en el MVM hasta el mes de marzo. Si no podéis ir, siempre nos quedará internet: http://www.ben-vautier.com/.



Voilà.